Estudiar en Francia me ha dado la oportunidad para conocer personas de todas las nacionalidades y culturas

 
Carlos Palacio

Mi nombre es Carlos y me encuentro en el ciclo de Maestría en Reservoir Geosciences and Engineering en el IFP-School (ENSPM) gracias a un patrocinio de una empresa española. Estudiar en Francia me ha dado la oportunidad para conocer personas de todas las nacionalidades y culturas. He aprendido, entre muchas más cosas, que la libertad, igualdad y la fraternidad en Francia pueden ser reales; a ser más abierto y a apreciar a mis amigos musulmanes, hindúes, budistas, cristianos, católicos y ateos. Trabajar en un ambiente multicultural puede llegar a ser un reto de verdad.

Desde mi experiencia, Francia es el país ideal para los estudiantes. La calidad de la educación es excelente, destacada por profundos conocimientos teóricos y mejorada por su aspecto práctico. Muchas de mis clases llevan un proyecto entregable con datos reales que le dan un sentido a la educación en Ingeniería y Salidas de campo, para observar y aprender directamente de la industria. Además una ventaja de ser estudiante en este país, es que la cultura francesa mantiene a los estudiantes en un lugar privilegiado con descuentos de todo tipo en todas las actividades: desde la entrada a cine, hasta los restaurantes más populares tienen promociones o reducciones en los precios para los estudiantes.

En la foto soy el primero de derecha a izquierda. La foto fue tomada en las playas de Bretaña cerca al Monte Saint Michel durante una salida de campo para observar los ambientes de depositación de sedimentos en un ambiente dominado por mareas.